10 MILLONES DE POSITIVOS PONEN A AMÉRICA LATINA COMO LA REGIÓN MÁS AFECTADA