ESPAÑA LLEGA A 38 MIL MUERTOS POR COVID