DEJARÍAN DE VENDERSE AL MENOS 100 MIL AUTOS EN MÉXICO POR CORONAVIRUS