POR “ALTA PELIGROSIDAD” DESTRUYE CENTENARES DE VACUNAS ANTICOVID