PARTIDOS SE LAVAN LAS MANOS POR LA OLA DE VIOLENCIA Y EJECUCIONES EN EL PAÍS