EN MÉXICO, MUEREN 700 POLICÍAS POR COVID-19