INTELIGENCIA CONFIRMA LA PRESENCIA DE 1.500 MIEMBROS DEL ELN Y LAS FARC EN VENEZUELA

BOGOTÁ.- Un informe de la Inteligencia colombiana ha confirmado este martes la presencia en territorio venezolano de unos 1.500 hombres armados que pertenecerían al Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las disidencias de las antiguas Fueras Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El documento, al que ha tenido acceso del diario ‘El Tiempo’, tiene 50 páginas e incluye mapas, frentes, nombres, cifras y zonas de “injerencia” y actividades ilegales por parte de estos grupos.

Su difusión ha tenido lugar después de que el presidente de Colombia, Iván Duque, denunciara en repetidas ocasiones que existe un vínculo entre Nicolás Maduro y los grupos criminales colombianos que “se refugian en Venezuela”.

El texto señala que el narcotráfico es la fuente de financiación de estos grupos y estima que la Inteligencia ha hallado 623 trazas de vuelos irregulares que habrían despegado cargados con toneladas de cocaína con destino a mercados internacionales.

En este sentido, la Fuerza Aérea Colombiana ha alertado de que en los últimos 20 días se ha registrado un aumento del 100 por ciento de los vuelos ilegales relacionados con el narcotráfico desde Venezuela.

Así, los servicios de Inteligencia han matizado que las redes concentran sus actividades mediante negociaciones con cárteles del narcotráfico en Venezuela, Brasil y México, donde controlan una veintena de pistas clandestinas.

De acuerdo con el documento, el ELN cuenta con mayor número de miembros en el territorio, unos 1.100, que se dedicarían a la extorsión, además de un nutrido grupo de milicias urbanas. El ELN, sostiene el informe, utiliza el territorio venezolano como retaguardia estratégica; es decir, delinque en Colombia y cruza la frontera para ocultarse y evadir a las autoridades.

Para los organismos colombianos, la guerrilla, ha estado durante años “realizado coordinaciones económicas con el fin de mantener el control de los corredores de movilidad”. Por otra parte, el texto destaca la capacidad de estos grupos para asentarse en territorio venezolano y “capitalizar la situación económica y social” existente. “Han logrado reclutar un gran número de ciudadanos de ese país en sus filas, a los que ha ofrecido protección y recursos económicos”, recoge.

EUROPA PRESS

error: Content is protected !!