CHINA REVELA SU BOMBARDERO “DIOS DE LA GUERRA” CAPAZ DE HUNDIR LAS ISLAS DE EEUU

  • Pekín amenaza con romper la estructura defensiva de las “dos cadenas de islas” que sirven de escudo a Estados Unidos en el Pacífico
https://twitter.com/TruthInBytes/status/1397249862517800967

PEKIN.- China sigue avanzando a toda velocidad en el desarrollo de nuevas armas en la carrera militar que mantiene con Estados Unidos, su máximo rival. Una de los focos de su estrategia es el desarrollo del bombardero Xian H-20, avión futurista de próxima generación que ha estado en desarrollo durante años y del que por primera vez se ofrecen detalles a partir de varias imágenes creadas por ordenador. El Xian-H20 ofrece un diseño de ala voladora sigilosa que le proporciona un alcance intercontinental, además de dificultar la percepción del radar. Pero la principal fortaleza del aparato es que puede atacar objetivos con armas nucleares en la denominada “segunda cadena de islas”, una barrera defensiva de EEUU, en caso de un conflicto militar con Washington.

Así lo señala el periódico South China Morning Post, de Hong Kong en un artículo que arroja nuevos detalles de la aeronave a partir de la publicación en Modern Weaponry, una revista de defensa de la empresa estatal China North Industries Group, de varias imágenes de la aeronave en las que se aprecian detalles de sus capacidades; en concreto muestra la existencia de un compartimiento para armas, dos alas traseras de ángulo ajustable, un radar en la parte delantera y dos tomas de aire furtivas a ambos lados, todo ello cubierto con un material absorbente de ondas de radar de color gris oscuro.

Algunos expertos llaman la atención sobre el diseño, que sería similar al del Northrop Grumman B-2 Spirit de Estados Unidos. Otros incluso anticipan que la puesta de largo del Xian H-20 será el próximo mes de noviembre. El rango estimado del bombardero se sitúa en los 8.000 km y doblaría el de su actual bombardero nuclear, el H-6K.

En la portada de la revista Modern Warfare se hace referencia al avión de combate como “dios de la guerra en el cielo”, ya que está equipado con misiles de crucero nucleares, hipersónicos y convencionales. El Xian H-20 tendrá un peso máximo de despegue de 200 toneladas y una carga útil de hasta 45 toneladas, y se espera que las velocidades máximas sean subsónicas: menos de 609 mph. Jon Grevatt, periodista experto en defensa en la organización Asian-Pacific (APAC) asegura que las imágenes difundidas revelan que el avión de combate prioriza el sigilo sobre la velocidad.

“Eso significa que la ventaja de ese avión es que podría atacar como lo hace un bombardero estratégico, alcanzando objetivos a una gran distancia, tal vez en la segunda cadena de islas y más allá”, detalló Grevatt a The South China Morning Post. La segunda cadena de islas supone una amenaza a los intereses estadounidenses en Asia-Pacífico.

Si bien la fuerza naval de EEUU sigue siendo mucho mayor en el Mar de China Meridional, el objetivo de Pekín es dominar el mar y el espacio aéreo de esta región y avanzar en el control del Pacífico, yendo más allá de Filipinas y del sur de Japón. La “primera cadena de islas”, según el mando naval chino, está formada por un conjunto de archipiélagos y de bases de los mares de China Meridional y Oriental, capaz de bloquear el tráfico marítimo de China continental. La “segunda cadena” incluye Palau, Guam y las Marianas. La ruptura de estas dos cadenas es un objetivo estratégico clave de los militares chinos.

La arquitectura defensiva en las dos cadenas de islas del Pacífico es desde hace décadas la clave para la hegemonía regional estadounidense, y une tres niveles de bases desde Japón, Guam y todo el camino hasta Hawai para reforzar sus capacidades de defensa en el Mar de China Meridional. Se lo conoce como el “portaaviones insumergible”.

LA RAZÓN

error: Content is protected !!