500 POLICÍAS ALLANAN INSTALACIONES DE PERIÓDICO Y ARRESTAN A 5 TRABAJADORES

  • Acusan al diario de conspirar con agentes extranjeros para socavar la seguridad nacional.

HONGKONG.- Jornada de polémicas detenciones en Hong Kong China. Cinco directivos del diario prodemocrático Apple Daily fueron, este jueves, arrestados por las fuerzas de seguridad acusados de conspirar con agentes extranjeros para socavar la seguridad nacional. Los agentes hongkoneses llevaron a cabo las detenciones en las propias oficinas del medio de comunicación, propiedad del magnate Jimmy lai, recientemente condenado a un año de prisión.

Quinientos agentes de policía de Hong Kong registraron los ordenadores y cuadernos de los reporteros del tabloide prodemocrático Apple Daily, lo que constituye el primer caso en el que las autoridades han señalado artículos de un medio de comunicación como posible violación de la ley de seguridad nacional.

Alrededor del amanecer, la policía detuvo a cinco directivos del periódico, y más tarde se vio a los agentes sentados ante los ordenadores de la redacción tras entrar con una orden judicial para incautar material periodístico, incluido el de los teléfonos y los ordenadores portátiles de los reporteros.

La redada supone el último golpe al magnate de los medios de comunicación Jimmy Lai, propietario del tabloide y acérrimo crítico de Pekín, cuyo patrimonio ha sido congelado en virtud de la ley de seguridad y está cumpliendo penas de prisión por participar en asambleas ilegales.

El secretario de Seguridad hongkonés, John Lee, describió la sala de prensa como una “escena del crimen” y dijo que la operación estaba dirigida a quienes utilizan la información como una “herramienta para poner en peligro” la seguridad nacional.

No dio detalles sobre las decenas de artículos que la policía dijo tener en el punto de mira, pero dijo que cinco personas fueron detenidas por una conspiración para hacer “uso del trabajo periodístico” para incitar a las fuerzas extranjeras a imponer sanciones a Hong Kong y China.

“Los periodistas normales son diferentes a esta gente. No os confabuléis con ellos”, dijo a los periodistas.

“Hagan su trabajo periodístico tan libremente como quieran, de acuerdo con la ley, siempre que no conspiren ni tengan intención de infringir (…) la ley de seguridad nacional”.

El superintendente principal Li Kwai-wah dijo que los informes del tabloide se remontan a 2019, sin decir cuándo se publicaron los más recientes. La legislación no es de aplicación retroactiva, pero los fiscales pueden utilizar como prueba acciones de antes de su aplicación.

La policía también ha congelado 18 millones de dólares de Hong Kong (2,32 millones de dólares) en activos propiedad de tres empresas vinculadas a Apple Daily y dijo que la redada no estaba dirigida al sector de los medios de comunicación en su conjunto.

Es la segunda vez que la policía de seguridad nacional hace una redada en la sede de Apple Daily: 200 agentes acudieron el año pasado a su redacción para detener a Lai bajo acusaciones de connivencia con fuerzas extranjeras.

Lai lleva detenido desde diciembre, se le ha denegado la libertad bajo fianza en virtud de la ley de seguridad y está cumpliendo varias condenas por participar en algunas concentraciones no autorizadas, incluso durante las protestas masivas a favor de la democracia en la ciudad en 2019.

La ley de seguridad fue la primera medida importante de Pekín para encaminar a la ciudad más agitada de China en términos políticos hacia una vía autoritaria. La ley castiga con penas que pueden llegar a la cadena perpetua todo lo que Pekín considere subversión, secesionismo, terrorismo y colusión con fuerzas extranjeras.

“Se trata de un ataque descarado a la parte editorial del Apple Daily”, dijo a Reuters Mark Simon, un asesor de Lai que se encuentra fuera de Hong Kong. “Están deteniendo a los principales responsables de la redacción”.

Preguntado sobre cuánto tiempo cree que puede sobrevivir el periódico, Simon dijo: “Ellos deciden, no nosotros”, refiriéndose a las autoridades.

La Oficina de Enlace de China en Hong Kong dijo que apoyaba firmemente lo que calificó de “acción justa” de la policía.

EURONEWS