LOS CONTAGIOS EN NIÑOS DE LA VARIANTE DELTA Y OTRO VIRUS CAUSAN PREOCUPACIÓN

  • Además de la covid, cada vez hay más menores que contraen el virus respiratorio sincitial, que es muy contagioso y suele ser más habitual en invierno.

EEUU.- Las autoridades de salud de Estados Unidos han expresado preocupación por un aumento simultáneo de infecciones de la variante delta y casos de un virus respiratorio conocido como virus respiratorio sincitial, o VRS, una enfermedad sumamente contagiosa parecida a la gripe que en general suele afectar más a niños y adultos mayores.

Desde inicios de junio, los casos de VRS han estado aumentando poco a poco y, en el último mes, hubo un repunte aún mayor, según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) de Estados Unidos. El VRS, que puede causar síntomas como secreción nasal, tos, estornudos y fiebre, por lo general empieza a propagarse en el otoño, por lo que este brote veraniego es inusual.

En una serie de publicaciones en Twitter, Heather Haq, pediatra del Hospital Infantil de Texas en Houston, describió un incremento en las hospitalizaciones tanto por coronavirus como por VRS.

“Después de muchos meses en los que los casos de covid pediátrico eran nulos o escasos, estamos viendo bebés, niños y adolescentes con covid que llegan al hospital, más y más cada día”, escribió, y añadió que los pacientes tenían edades comprendidas entre las dos semanas y los 17 años, algunos de estos incluso presentaban neumonías por covid.

“Estamos en el inicio de un gran brote de covid”, escribió Haq, a quien no se pudo contactar para hacer comentarios el domingo. “Ahora estamos teniendo volúmenes a niveles de invierno de pacientes bebés/niños pequeños gravemente enfermos de VRS y me preocupa que nos quedemos sin camas y sin personal para lidiar con ola tras ola”.

Los casos de VRS en Texas empezaron a aumentar a principios de junio y parecieron alcanzar su punto máximo a mediados de julio, según los datos del departamento de salud del estado.

Florida también ha experimentado un pico similar de casos de VRS, en el que las infecciones “estuvieron por encima de las vistas en esta época en años anteriores”, según un informe de vigilancia.

En Luisiana, donde los casos se han disparado un 244 por ciento en las últimas dos semanas, el Hospital Infantil Nuestra Señora del Lago de Baton Rouge se encontraba el viernes al borde de su capacidad, informó CNN.

“Empezamos con la pandemia hace 18 meses y luego, el VSR los últimos meses. Parece que es una cosa tras otra la que tiene tan ajetreados a nuestros equipos”, declaró a la televisora Trey Dunbar, presidente del hospital.

En Oklahoma, donde también ha habido un aumento de casos de VSR, las camas en los hospitales están escaseando.

Cameron Mantor, jefe médico del Hospital Infantil de Oklahoma en OU Health, le dijo a The Oklahoman que, en los últimos dos meses, los casos de VSR en el estado han aumentado “exponencialmente”.

“El VSR es un problema serio ahora”, declaró al diario. “¿Qué va a pasar si además tenemos un auge en casos pediátricos de covid?”.

El aumento de los casos de VSR se produce mientras las nuevas infecciones por coronavirus han aumentado un 148 por ciento en Estados Unidos en las últimas dos semanas y las hospitalizaciones un 73 por ciento, según datos de The New York Times. El aumento de las infecciones por coronavirus se ha atribuido en gran medida a la variante delta, que es muy contagiosa, y a las bajas tasas de vacunación en algunos estados.

“Me preocupa que, cuando los niños vuelvan a la escuela con la variante delta circulando, veamos enormes brotes escolares que no vimos en olas anteriores y que afecten de manera desproporcionada a los niños”, escribió Haq. “He atendido a pacientes pediátricos hospitalizados con covid a lo largo de la pandemia, pero esta vez, debido a los niños susceptibles y no vacunados más la variante delta, veremos más ingresos pediátricos por covid”.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, ha prohibido a los gobiernos locales y a las agencias estatales que impongan la vacunación forzosa y ha impedido a los funcionarios locales exigir el uso de cubrebocas.

Florida podría enfrentarse a problemas similares con distintos virus cuando comience el curso escolar. El gobernador Ron DeSantis se ha pronunciado en contra de las nuevas recomendaciones realizadas por los CDC de usar cubrebocas y su oficina dijo en un comunicado la semana pasada “que los padres saben lo que es mejor para sus hijos”.

El aumento de los casos de VRS no se limita a Estados Unidos. Nueva Zelanda, donde actualmente es invierno, también ha informado recientemente de un aumento de las infecciones. Los expertos de ese país afirman que los niños pueden ser más vulnerables de lo habitual a los virus e infecciones estacionales porque no se expusieron lo suficiente a los gérmenes durante los confinamientos al principio de la pandemia.

THE NEW YORK TIMES

error: Content is protected !!