22 MUERTOS EN ATAQUE DE CRISTIANOS A UN CONVOY DE FIELES MUSULMANES

ABUYA.- Después de un ataque a un convoy de 90 musulmanes en las afueras de la capital del estado de Plateau central de Nigeria, Jos, que mató al menos a 22, las víctimas están enterradas y los automovilistas siguen atrapados en la carretera de Rukuba, donde tuvo lugar el ataque. El noroeste y el centro de Nigeria han luchado durante años con la violencia entre pastores nómadas musulmanes y agricultores cristianos por el control de los recursos, el agua y la tierra.

La policía dijo que recibió una llamada de socorro durante la mañana de que “un grupo de atacantes sospechosos de ser jóvenes de Irigwe (predominantemente cristianos) … atacaron un convoy de cinco autobuses con fieles musulmanes”.

“Veintidós personas murieron y 14 resultaron heridas”, dijo el portavoz de la policía Ubah Ogaba en un comunicado, agregando que 21 personas habían sido rescatadas.

Muhammad Ibrahim, quien escapó, dijo que el asalto ocurrió a lo largo de la carretera Rukuba, en las afueras de Jos, capital del estado de Plateau.

Los musulmanes regresaban del estado de Bauchi, dijo, después de asistir a un evento para celebrar el Año Nuevo Islámico.

Un representante del gobierno local dijo que el número de víctimas era mayor.

“Es muy lamentable que tengamos este feo incidente, en el que los viajeros inocentes son interceptados, atacados como resultado del cual ahora se confirma la muerte de 25 personas”, dijo el funcionario del gobierno estatal Danladi Atu.

Dijo que se están realizando esfuerzos para rescatar a los que aún están desaparecidos.

Un grupo local que representa a los pastores, la Asociación de Criadores de Ganado Miyetti Allah de Nigeria, dijo que también contó 25 cadáveres.

“Hemos preparado hasta 25 cadáveres que están listos para el entierro”, dijo el representante local Malam Nura Abdullahi.

“Las milicias de Iregwe atacaron y utilizaron machetes, cuchillos y piedras para matarlos”, agregó.

El gobernador del estado de Plateau, Simon Lalong, condenó el ataque.

Dijo que “se ha reforzado la seguridad en la zona”, en un comunicado de su portavoz Makut Simon Macham.

La policía dijo que seis sospechosos fueron arrestados y que se restableció la calma en el área.

Durante años, Jos fue un punto de inflamación para las luchas étnicas que enfrentaban a jóvenes cristianos y musulmanes entre sí.

En septiembre de 2001, los enfrentamientos entre cristianos y musulmanes en torno a Jos dejaron 913 muertos, según Human Rights Watch.

La violencia es solo uno de los desafíos que enfrentan las fuerzas de seguridad del presidente Muhammadu Buhari.

La nación más poblada de África también está luchando contra una insurgencia yihadista de 12 años en el noreste, bandas de secuestradores en el noroeste y agitación separatista en el sureste.

AFP

error: Content is protected !!