ATAQUES TERRORISTAS FINANCIADOS POR TALIBANES Y MEXICANOS

  • Las alianzas de financiamiento y abastecimiento de armas entre narcotraficantes y terroristas duplicaron en 2020 el número de atentados en Europa.

EEUU.- La periodista Anabel Hernández escribió sobre la naturaleza “narcoterrorista” del Talibán que hoy tiene bajo su control Afganistán, uno de los principales productores de opio y heroína del mundo, junto con México. En su texto señalo el financiamiento que los talibanes han obtenido del tráfico de drogas para su causa político-religiosa, y el cruce de intereses en común con los carteles mexicanos.

El informe más reciente de Europol “Reporte sobre la situación del terrorismo en Europa y tendencias, 2021” se confirman las alianzas cada vez más perceptibles entre grupos de narcotráfico y grupos terroristas de todas las etiquetas: yihadistas, extrema derecha, de extrema izquierda y anarquistas; y Disidentes Republicanos de Irlanda del Norte.

Se explica que en Europa los grupos terroristas se financian no solo con aportaciones de sus integrantes, ‘mecenas’ privados, y colectas entre simpatizantes organizadas a través de redes sociales, sino que va en aumento el financiamiento proveniente del narcotráfico y otras actividades criminales que se entrecruzan con las del tráfico de drogas. Es decir, el reporte dibuja un panorama donde crimen organizado y terroristas conviven, se unen y se hacen más peligrosos.

Las “organizaciones terroristas y extremistas”, indica el informe, necesitan apoyo financiero para cubrir necesidades logísticas como el mantenimiento de una infraestructura, reclutamiento, propaganda y operatividad. Para tener esto requiere recursos para pagar la capacitación o adoctrinamiento de sus cuadros, salarios y logística y armas.

Si bien a algunas organizaciones de este perfil les basta el apoyo de sus miembros y seguidores, empresas más ambiciosas de conquista o imposición de pensamiento político o religioso, requieren más dinero. Es ahí donde entran en acción los grupos de tráfico de drogas que operan en Europa.

La preocupación de Europol sobre estas conexiones entre narcos y terroristas no es menor. Los grupos terroristas en Europa son cada vez más exitosos en sus ataques y causan más muertes, y eso tiene que ver con la mayor diversificación y obtención de recursos económicos.

Y si como reconocen gobiernos de todos los continentes, los carteles de la droga mexicanos son de las organizaciones de tráfico de drogas más importantes del mundo, los principales brokers de la cocaína que se distribuye en el planeta, el tema del terrorismo financiado por el narco es un tema que México no puede seguir ignorando, mucho menos cuando está documentada la presencia y gran influencia del Cartel de Sinaloa y el Cartel Jalisco Nueva Generación en Europa.

2020, año de terrorismo y muerte

Mientras en 2020 el covid-19 causaba la muerte de miles en Europa, ese año se llevaron a cabo 121 ataques terroristas en el continente: 57 en la Unión Europea, 63 en Reino Unido, y dos en Suiza, con un saldo de 25 personas muertas y decenas de heridos.

De acuerdo con el reporte que he citado, para la Unión Europea los yihadistas son la mayor amenaza de terrorismo. En 2020 esos grupos intentaron realizar 14 ataques terroristas en la UE (Francia, Austria y Alemania), de los cuales 10 fueron exitosos. Murieron 12 personas y más de 47 resultaron lesionadas. En Reino Unido se concretaron 3 ataques terroristas y en Suiza dos.

Uno de los datos más inquietantes es que en 2020 los ataques yihadistas perpetrados en Europa fueron mucho más efectivos que los realizados en 2019, más del doble. Esto habla de una evolución que está ligada no solo a una mayor radicalización de los individuos, sino a mayores recursos económicos para organizarse. En 2019 en toda Europa solo fueron exitosos 4 atentados; mientras que en 2020 lograron concretar 15.

“Los estados miembros de la UE evaluaron que la mayor amenaza proviene de individuos auto-radicalizados a muy temprana edad, unidos por una ideología y una visión del mundo común, y vagamente conectados a través de canales, foros y plataformas online”, señala el reporte.

Seis de los ataques yihadistas concretados en Europa provocaron la muerte de 12 personas. En 2020, 258 personas relacionadas a estos grupos fueron arrestadas en UE, el promedio de edad es de 18 a 31 años.

Entre los grupos yihadistas la Europol señala al ISIS y Al-Qaeda, éste último fue por un largo periodo aliado del Talibán.

Terrorismo de la extrema derecha a la extrema izquierda

El segundo sector terrorista más peligroso son los grupos de extrema derecha. “Variantes del extremismo de derecha son el neonazismo, el neofascismo y el ultranacionalismo… El terrorismo de derecha busca cambiar todo el sistema político, social y económico a una derecha modelo extremista”.

En 2020 esta tipología intentó realizar 4 ataques terroristas; uno fue concretado en Alemania donde fueron asesinadas 9 personas y otro logró ser frustrado por la autoridad. Igual fallaron uno en Bélgica y otro en Francia. En 2020 en UE fueron detenidas 34 personas, sospechosas de estar ligadas a grupos terroristas de extrema derecha.

“Los sospechosos arrestados por planificar ataques de terrorista de extrema derecha son cada vez más jóvenes y algunos son menores de edad. La mayoría tiene vínculos con comunidades transnacionales violentas en línea y defiende ideas aceleracionistas”, señala el reporte.

Por ejemplo mencionan el grupo FKD “que es un pequeño pero grupo neonazi transnacional fundado a finales de 2018 en Europa”. En junio de 2020, fueron arrestados en España 9 miembros de “una violenta juventud neonazi” que promovía el odio y la violencia contra la comunidad musulmana.

También se identifican en esta rama de extrema derecha en UE grupos como QAnon, el mismo que encabezó en Washington DC la toma violenta del Capitolio, o grupos como Célibes Involuntarios (ICEL por sus siglas en inglés) compuesto por hombres que protestan agresivamente por el rechazo sexual de las mujeres.

Muchos de estos últimos “tienen antecedentes de problemas para socializar y encontrar pareja femenina y han experimentado el rechazo en el pasado. En las comunidades en línea de INCEL esta experiencia se transmuta en odio contra las mujeres”, especifica el documento de Europol.

“Varios estados miembros de la UE observaron un interés creciente entre los extremistas de derecha en asistir a entrenamientos paramilitares, de supervivencia y armas”, señala el reporte de Europol.

El tercer grupo terrorista más peligroso en Europa es la extrema izquierda y anarquistas. Se les atribuyen 25 intentos de ataques terroristas en UE. Aunque son más eventos que los organizados por la extrema derecha, sus acciones no provocaron la muerte de personas.

La mayoría de los ataques ocurrieron en Italia, 24 de 25. “Además de temas como largamente enarbolados como el antifascismo, antirracismo y represión estatal percibida, los Extremistas de Izquierda y Anarquistas en 2020 abordaron nuevos temas, incluido el escepticismo sobre la tecnología y la ciencia desarrollos, medidas de contención COVID-19 y cuestiones ambientales”. Sus actos causaron daño material a oficinas públicas y ninguna pérdida humana.

En 2020 fueron arrestadas 52 personas, el promedio de edad es de 40 años.

El cuarto grupo terrorista más problemático es el “Étnico-Nacionalista y separatista”, quienes llevaron a cabo 14 ataques terroristas en Francia y España y 39 personas relacionadas fueron detenidas. Y Reino Unido reporto 79 “terroristas” arrestados en Irlanda del Norte, relacionados con esta tipología. Las edades son variadas.

Narco-financiamiento

En varios de los grupos terroristas que operan en la UE, Europol detectó algún tipo de financiamiento proveniente del narcotráfico.

“La recaudación de recursos en Europa no solo ocurre para financiar en Europa actos terroristas, también se recaudan fondos para las actividades de grupos terroristas fuera de Europa a través de fuentes legales, como recaudaciones de dinero y donaciones, y fuentes ilegales como el tráfico de drogas”, indica el reporte.

“Hay indicios de que las actividades yihadistas están siendo financiadas parcialmente o facilitadas a través de otros delitos, incluyendo robo, extorsión, tráfico de drogas, blanqueo de capitales y trata de personas. La adquisición ocasional ilegal de armas apunta al hecho de que los yihadistas aprueban el uso de medios delictivos para fines de adquisición”, señala el documento.

“Irlanda informó de 17 detenciones en 2020 en relación con la financiación del terrorismo yihadista… ellos utilizaron fuentes de ingresos legales e ilegales para generar fondos que se transfirieron a través de empresas de servicios monetarios a otros países de Europa, incluida Turquía, y también Afganistán”.

Respecto a los grupos terroristas de extrema derecha señalan que en España también han visto una conexión con grupos de delincuencia organizada para la adquisición de armas.

“En enero de 2020 en Mallorca, por ejemplo, España arrestaron a 16 miembros de United Tribuns Nomads Spain, el capítulo español de una organización internacional vinculada al narcotráfico y explotación sexual de mujeres. Parte de los ingresos del grupo en España se utilizó para financiar las actividades de los miembros de grupos violentos de extrema derecha incluidos los hooligans del fútbol y los grupos neonazis”

En el mismo informe se reporta otro caso en España igual de preocupante: “Un grupo transnacional de tráfico de armas, incluidas las armas militares, fue desmantelado a finales de 2020. El grupo estaba proporcionando armas a las redes de tráfico de drogas en el sur de España. Tres personas fueron arrestadas, incluido un ciudadano alemán vinculado a extremistas de derecha y redes neonazis…”

Y en el mes de junio nueve personas de grupo juvenil violento neonazi fueron detenidas en la provincia de Almería en junio de 2020. “El grupo había promovido y fomentado el odio y la violencia contra la comunidad musulmana. Financiaron sus acciones a través del narcotráfico”.

Si esto es así, si el terrorismo se financia del narcotráfico, el papel de los consumidores de drogas ilegales es de doble responsabilidad. No solo están alentando y financiando la violenta guerra entre narcotraficantes en México- proveedores de drogas en Europa-, causando miles de desplazados, desaparecidos y muertos al año, sino que también su consumo esta financiando el terrorismo en su propia casa.

¿Narco-terrorismo en México?

Leyendo el informe de Europol me hizo tener una óptica más amplia de la crisis de ilegalidad, violencia, e impunidad que existe en México desde hace varios años. Dejando claro que no es colocando apelativos a los carteles de la droga mexicanos como se resuelve una situación tan compleja como la que se vive en México, y viendo cómo la violencia aumenta en una espiral infinita, es necesario ponerse a reflexionar de manera más amplia qué son realmente los carteles de la droga mexicanos que toman control de territorios y en base a su violencia, poder o dinero imponen su ley obligando al gobierno y sociedad a plegarse a ésta.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que insiste en su política de “abrazos no balazos” hacia los carteles de la droga mientras éstos dinamitan el país; y mientras su partido MORENA hace pactos con algunos de esos grupos para ganar elecciones, aquí dejo la definición que hay en la Unión Europea sobre cuándo un crimen debe ser definido como “delitos de terrorismo” según la convención UE 2017/541, el cual está citado en el documento al que he hecho referencia:

“Los delitos de terrorismo son ciertos actos intencionales que, dada su naturaleza o contexto, pueden dañar seriamente a un país u organización internacional cuando tiene el objetivo de: intimidar seriamente a una población; obligar indebidamente a un gobierno u organización internacional para realizar o abstenerse de realizar cualquier acto; desestabilizar gravemente o destruir las estructuras políticas, constitucionales, económicas o sociales fundamentales de un país o de una organización internacional”.

Los narcotraficantes mexicanos que imponen su ley y terror en México, que controlan territorios completos del país, ¿qué son realmente? Luego de 20 años de guerra entre los carteles, y más de un millón de víctimas, ¿son narco-terroristas?

ANABEL HERNÁNDEZ / DW