PLAYAS EN MÉXICO; DESTINOS TURÍSTICOS DONDE ASESINAN A VACACIONISTAS

  • Aunque estos asesinatos representan una fracción del total de muertos, el comercio local siente mucho temor de que la violencia ahuyente el turismo

MÉXICO.- Varios extranjeros han sido asesinados en la ciudad costera de Tulum, México, lo que pone en la mira la rápida escalada de violencia en uno de los destinos turísticos más populares de Latinoamérica.

Entre enero y septiembre de 2021, la ciudad registró 65 homicidios, un aumento de 80,5 por ciento en relación con el mismo periodo del año anterior, cuando solo se contabilizaron 36 muertes violentas, según estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública de México.

Y la violencia no da tregua. El 20 de octubre, fueron abaleadas dos turistas extranjeras, una bloguera de viajes de India y una alemana, en un restaurante de Tulum, debido a un tiroteo entre bandas criminales. Otros tres turistas salieron heridos.

Los ataques de este año también han cobrado la vida de ciudadanos de España, Uruguay y Belice.

Aunque estos asesinatos representan apenas una fracción del saldo total de muertos entre los ciudadanos mexicanos, el comercio local siente mucho temor de que la violencia ahuyente el turismo. En octubre, el gobierno alemán expidió una alerta de viaje en tono de recomendación sobre las visitas a Tulum, aunque se retractó posteriormente.

En 2020, hubo un récord de visitas de estadounidenses a la Riviera Maya, una larga franja de ciudades turísticas, entre las que destacan Cancún, Playa del Carmen y Tulum, presuntamente para huir de las restricciones de viajes por el COVID-19, según al Washington Post.

Tulum pudo haber sido víctima de su propio éxito. Hoy en día, este popular destino turístico representa grandes posibilidades de extorsión y narcomenudeo para las organizaciones criminales.

La asociación hotelera local dice que sabe quién es el culpable. Según David Ortiz Mena, presidente de la Asociación de Hoteles de Tulum, mientras el mundo se cerró durante la pandemia, Tulum se dio a conocer por seguir realizando fiestas y festivales de música. Esto llevó a un rápido incremento del consumo de drogas y atrajo al crimen organizado.

Los intentos de extorsión a hoteles, restaurantes y visitantes también han aumentado. “Los hoteleros están alarmados porque sus clientes, o sea, los turistas, están siendo hostigados … Y cuando reclaman atención de la autoridad, no encuentran una respuesta”, declaró a la prensa Juan Noriega Granados, otro miembro de la Asociación de Hoteles de Tulum.

La situación se ha agravado a tal punto que se ha recurrido al despliegue de fuerzas de seguridad. A finales de octubre se enviaron 450 soldados a Tulum, después de la muerte de las dos turistas.

Grupos criminales como Los Zetas Vieja Escuela y los Bonfil han operado por varios años en Tulum. No obstante, la llegada del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) ha sido responsabilizada de la escalada de violencia.

INSIGHT CRIME

error: Content is protected !!