HAMBRE Y CANIBALISMO: LAS RATAS ENTRAN EN CRISIS POR EL CORONAVIRUS