MÉDICOS Y ENFERMERAS MEXICANOS SE AMPARAN PARA NO ATENDER A ENFERMOS DE COVID-19