PRESIDENTE MOVILIZA MILES DE SOLDADOS Y POLICÍAS PARA DETENER PROTESTAS