EN OAXACA, NO CREEN EN EL COVID-19 “ES UN INVENTO”