HUATULCO ABRE PLAYAS Y SE VUELVEN UN TIRADERO DE BASURA