ITALIA ELEVA A 2 MIL QUINIENTAS MUERTES POR COVID-19