SEIS EJECUTADOS EN SEIS HORAS, ABRAZOS NO BALAZOS